Declaración de AAPLAC sobre la opresión y el racismo contra los negros en los sistemas e instituciones de educación superior

Somos una organización de educadores, ONGs y agencias de base comunitaria en América Latina, el Caribe y Estados Unidos. Nuestras regiones y países están vinculados por múltiples lenguas y culturas vibrantes de carácter transnacional, por ricas tradiciones indígenas de conocimiento intelectual, espiritual y científico, así como por sus historias de resistencia, múltiples migraciones, diásporas, invención y comercio. También, trístemente, compartimos tradiciones de militarismo y represión que han provocado muchas muertes, así como instituciones y gobiernos empañados por un desprecio fundamental por los derechos humanos.

Creemos que la educación puede empoderar y transformar o puede oprimir.

AAPLAC apoya a todos aquellos que, en todo el hemisferio, luchan contra el racismo y la violencia contra los negros y contra los indígenas,1 así como contra el racismo y toda forma de opresión, incluida la basada en la etnia, el género, la expresión de género, el estatus socioeconómico, la discapacidad, orientación sexual, identidad de género, tradición religiosa, idioma, nacionalidad, migración, desplazamiento forzado, y más.

Reconocemos que las instituciones académicas y los creadores de conocimiento han jugado un papel clave, pasado y presente, para asegurar la supremacía blanca y una jerarquía racial en todo nuestro hemisferio.

Como consecuencia, el trabajo de educación inmersiva, experiencial e intercultural debe romper con una historia de alineación con la investigación paternalista, el trabajo misionero, el desarrollo y las agendas de ayuda que han reproducido actitudes, estructuras y resultados racistas. Nuestro propio equipo de liderazgo organizacional y de membresía debe reflejar una ruptura intencional con esa historia en nuestra diversidad y práctica.

Reconocemos el trabajo histórico en esta área, realizado por la Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe (CRES), y en su declaración final de junio de 2018, y buscamos y apoyamos modos de asociación, diálogo, enseñanza y aprendizaje que funcionen para ese fín.2

Debemos educar contra el racismo y todos los modos de opresión que se cruzan, incluso cuando los identificamos y los eliminamos en nuestras instituciones académicas y en la sociedad. Esto es necesario, no solo por el poder que ejerce la educación superior, sino también por la violencia inherente a estos daños que se cruzan, y se refuerzan mutuamente: "No es suficiente ni eficaz tener protocolos que se centren únicamente en las formas de discriminación racial personal. Es necesario realizar estudios y promover debates y reflexiones que permitan erradicar otras formas de racismo, como la ausencia o insuficiencia de programas que incentiven el ingreso de estudiantes, docentes y otros trabajadores de pueblos indígenas y descendientes afroamericanos; así como las exclusiones y descalificaciones de sus idiomas, historias, tradiciones y sistemas de conocimiento; y también la ausencia o insuficiencia de apoyo a la investigación y vínculos con sus comunidades."3

Es en este contexto que la Mesa Directiva de AAPLAC se compromete a:

  1. Incorporar la diversidad, la inclusión, la equidad y la práctica antirracista en nuestras colaboraciones diarias, modos de educación, y las rutinas y políticas que caracterizan nuestro entorno académico, comunitario o basado en la práctica; defender y trabajar para formar colaboraciones institucionales, de enseñanza y aprendizaje que sean verdaderamente recíprocas; promover el respeto por la humanidad y la tierra.
  2. Utilizar nuestra conferencia anual y los medios de comunicación para enfatizar, promover e intercambiar investigación, enseñanza, programación y otros trabajos de personas negras, indígenas y de color, y trabajos diseñados para educar contra el racismo, la violencia y todas las opresiones contra los negros.4
  3. Continuar aumentando y manteniendo consistentemente la presencia de miembros no blancos ni anglosajones en la Junta Ejecutiva y la membresía.
  4. Realizar reuniones mensuales de la Junta para mantenernos en continuidad, ritmo y responsabilidad en estos objetivos y otros trabajos.
  5. Convertir constantemente nuestros sitios de comunicaciones y anuncios al español e inglés, incorporar constantemente ambos idiomas en nuestro trabajo y conferencias, y honrar la persistencia y presencia de los idiomas indígenas.
  6. Expandir nuestras redes, herramientas de reclutamiento y publicaciones en conferencias a más universidades, estudiantes, educadores y organizaciones de América Latina y el Caribe.
  7. Para solicitar y destacar la experiencia y las presentaciones de la mesa redonda en nuestras reuniones de la conferencia 2021 sobre Conciencia Cultural y Justicia Social:
    1. Represión policial en el hemisferio y rol y responsabilidad de la educación superior, aprendizaje intercultural, intercambio estudiantil.
    2. Latinoamericano y Latinx - Vistas y Visiones
    3. Iniciativas de Naciones Indígenas, Nativas y Pueblos Originarios
  8. Abogar firmemente en nuestras instituciones de origen (y facilitar la transformación de nosotros mismos y, en consecuencia, de nuestras instituciones) a medida que avanzamos en la colaboración académica, la experiencia, el reclutamiento, el acceso, la presencia, la enseñanza y el aprendizaje de personas negras e indígenas y del personal, los estudiantes y académicos de color de América Latina, el Caribe y Estados Unidos.

1. Kihana Miraya Ross, “Call it What it Is: Anti-Blackness: When Black people are killed by the police, “racism” isn’t the right word.” https://www.nytimes.com/2020/06/04/opinion/george-floyd-anti-blackness.html

2. The CRES 2018 Final Declaration can be found here:
In Spanish: http://espacioenlaces.org/declaracion-cres-2018/
In English: https://revistas.unc.edu.ar/index.php/integracionyconocimiento/article/view/22651/22276

3. Daniel Mato, “The George Floyd Case and Racism in Higher Education Systems and Institutions.” June 29, 2020. https://www.iesalc.unesco.org/en/2020/06/29/the-george-floyd-case-and-racism-in-higher-education-systems-and-institutions/. Also, Daniel Pascoe Aguilar of Drew University, “Enough!” Future Talent Council, http://futuretalentcouncil.org/blog/2020/06/18/enough-social-justice-is-under-attack-and-not-leading-in-this-moment-is-complicity/

4. Recursos. Mato proporciona varios informes y recursos importantes para este trabajo que ofrecemos aquí:
Citado en Mato "The George Floyd Case." En 2018, la Cátedra UNESCO de Educación Superior y Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, en colaboración con más de veinte universidades de diez países latinoamericanos, lanzó la Iniciativa para la Erradicación del Racismo en la Educación Superior, cuyo sitio web, entre otros recursos útiles para promover la reflexión y el debate sobre el racismo en la educación superior, ofrece setenta micro-videos, veinte textos breves y de fácil lectura y numerosas publicaciones sobre experiencias en este campo: http://unesco.untref.edu.ar/. Otros recursos útiles compilados por Mato y publicados con su artículo: Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC) / Fund for the Development of Indigenous Peoples of Latin America and the Caribbean (FILAC) (2020), Indigenous peoples of Latin America – Abya Yala and the 2030 Agenda for Sustainable Development: tensions and challenges from a territorial perspective, Project Documents (LC / TS.2020 / 47). Disponible: http://www.filac.org/wp/wp-content/uploads/2020/06/Los-Pueblos-Indigenas-de-Am%C3%A9rica-lLatina-y-la-Agenda-2030-para-el-Desarrollo-Sostenible.pdf)

Nuestras regiones y países están vinculados por múltiples lenguas y culturas vibrantes de carácter transnacional, por ricas tradiciones indígenas de conocimiento intelectual, espiritual y científico, así como por sus historias de resistencia, múltiples migraciones, diásporas, invención y comercio.

El trabajo de educación inmersiva, experiencial e intercultural debe romper con una historia de alineación con la investigación paternalista, el trabajo misionero, el desarrollo y las agendas de ayuda que han reproducido actitudes, estructuras y resultados racistas.

Nos comprometemos a avanzar en la colaboración académica, la experiencia, el reclutamiento, el acceso, la presencia, la enseñanza y el aprendizaje de personas negras e indígenas y del personal, los estudiantes y académicos de color de América Latina, el Caribe y Estados Unidos.